Historia

La escuela de futbol base formativo de casarrubuelos enamora a todo aquel que la conozca. La junta directiva considera el deporte como algo fundamental para la formación en valores de los jóvenes. Por este motivo, están plenamente volcados con un proyecto que tiene ya una dilatada historia.

Hace ya más de 30 años que un grupo de personas consiguieron un equipo de benjamines y otro de alevines dentro del pueblo. Pero para poder participar tuvieron que unirse a la vecina localidad de Cubas de la Sagra y formar el Cubas-Casarrubuelos.

Ese fue el primer peldaño de una larga escalera. Los tres primeros años los equipos se desplazaban a la sede de la Colonia Aviación para disputar sus partidos. De ahí se pasó a la sede del Parque Sindical y un año después a Brunete.

En casarrubuelos la junta directiva considero que era el momento necesario para solicitar ser sede del campeonato. La Federación Madrileña de Futbol dio el visto bueno y desde 1991se fundo oficialmente la escuela de Casarrubuelos. Se crearon unas instalaciones acordes para la época y de ahí se empezó a crecer.

Se constituyó una directiva y Juan Jesús Antolín (actual presidente) fue designado como coordinador. La intención desde el primer momento fue dotar de posibilidades a los niños de la localidad y de los municipios vecinos, que se pudieran aprovechar de la calidad organizativa y estructural de esta escuela y aprender a jugar al fútbol. Y no solo que se formen como futbolistas, sino que se formen como personas y se alejen de los peligros de la sociedad. El deporte es salud y así se ha entendido siempre por parte de los responsables de la escuela.

Los años transcurren plagados de éxitos, y el Atlético de Madrid que ya mantiene convenio con la escuela, decide oficializar su filiación.
En 2001 empieza este nuevo compromiso y la transcendencia ha sido decisiva. El rigor en el trabajo de los primeros años ha permitido que sin grandes variaciones estructurales se añada un plus más con el escudo de la entidad rojiblanca. Los niños se motivan más y lo que es cierto es que de esta forma es más sencillo. Además, a la filiación del Atlético de Madrid le siguió una notable mejoras de las instalaciones con la obra de reconstrucción de la sede Casarrubuelos por parte del ayuntamiento de la localidad.

En el 2001 se inauguró el nuevo recinto en el que se implanto un campo de futbol 11 con dos campos de futbol 7 y con una superficie de hierba artificial de nueva generación, el sueño de cualquier joven futbolista. Esto provocó que la escuela diera el salto de calidad definitivo.
Actualmente 40 personas componen el organigrama de la escuela, entre directiva, coordinadores, entrenadores, preparadores físicos, fisioterapeutas … Que trabajan diariamente con más de 200 chavales.

Cuenta con dos equipos como mínimo por categoría desde pre benjamín hasta juveniles. Niños de todos los pueblos de alrededor e incluso de localidades muy lejanas han solicitado su ingreso.

El Atlético de Madrid hace un exhaustivo seguimiento a los jugadores que la integran.

Los frutos están llegando y más de uno ya está cumpliendo sus sueños en la entidad colchonera. Aunque muchos otros no llegarán, pero como afirma el coordinador de la escuela y actual presidente Juan J. Antolín «lo importante es que disfruten y aprendan: verlos jugar al fútbol con esas edades es algo impagable».
La escuela está innovando sus actividades, como, por ejemplo, charlas educativas sobre Nutrición y deporte impartidas por el jefe de los servicios médicos del Atlético de Madrid, el doctor Villalón.

Con este tipo de actos se completan la base formativa que se aporta desde los propios entrenadores. A todo esto, hay que añadir que cada año desde 1991, se celebra en el puente de mayo, el «TROFEO DEL MAYO”, en el cual participan 24 equipos de categoría prebejamin,24 de categoría benjamín y otros 24 de categoría alevín. Un torneo que es otro gran éxito de la escuela. En definitiva, una entidad que sirve de ejemplo de la formación de valores a través del fútbol.

UNA ESCUELA QUE SE HA HECHO MAYOR DE EDAD

En esta primera etapa de la escuela, no estaba fundada como tal. El equipo se llama Cubas-Casarrubuelos ya que ambas localidades se tuvieron que unir para poder participar en los campeonatos. Hay un equipo benjamín y otro alevín.

Desde la Colonia Aviación se pasa al Parque Sindical y el año siguiente en Brunete, Llegando al año 91.

Se solicita ser sede del campeonato y la federación madrileña de futbol da el visto bueno. Las instalaciones se ponen en marcha y se funda la escuela. El proyecto empieza a tomar cuerpo.

Este año comienza a celebrarse «El Trofeo del Mayo», prestigioso torneo dentro del fútbol base de la comunidad de Madrid.

El atlético de Madrid llega a un acuerdo con la escuela y se firma un convenio de colaboración. Todavía no se es filial. La escuela cuenta ya con más categorías y el número de niños se incrementa cada año.

La escuela sigue su progresión y cumple 5 años de vida.